Conozca la verdad ¿Son cancerígenas las carnes rojas y procesadas?

Como complemento a la noticia remitida desde la OMS sobre la problemática del consumo de carne, se notifica que la revista «Discovery D Salud» en su número 188 (Diciembre, 2015) publica dos amplios artículos que consideramos imprescindibles para conocer la verdadera magnitud sobre este tema, de los cuales puntualizamos sus correspondientes extractos:

¿Son realmente cancerígenas las carnes rojas y procesadas?

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), organismo adscrito a la OMS decidió el pasado mes de octubre de 2015 calificar la carne procesada como «probable carcinógeno» y la carne roja cQué-hacer-con-las-carnes-rojasomo «posible carcinógeno» pudiendo causar principalmente cáncer de colon, pero también de páncreas y próstata. Riesgo que asegura aumenta cuanta más carne se consume. La decisión fue tomada por un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países  y se explica en un informe titulado «Monografía número 114 del IARC sobre la carcinogenicidad del consumo de carne roja y carne procesada«. La decisión generó una reacción unánime de incredulidad y estupor ante la sociedad, gran parte de la cual no sabe si seguir o no, consumiendo esos tipos de carne. El artículo analiza la situación de manera profunda.

Colin Campbell: «Las proteínas vegetales disminuyen la incidencia de cáncer mientras las animales la aumentan»

El doctor T. Colin Cambpell, profesor emérito de Bioquímica Alimentaria en la Universidad de Cornell de Nueva York, asesor científico senior del «Instituto Americano para la investigación del Cáncer» y famoso tcc_1_lgautor de obras mundialmente conocidas como «El Estudio de China» e «Integral» se reitera en la entrevista que hemos mantenido con el aprovechando que había venido a dar una ponencia a España sobre «La caseína de la leche es el carcinogénico más importante que se haya identificado jamás» y en que las patologías crónicas las sufren sobre todo las personas que ingieren una mayor cantidad de alimentos de origen animal. Campbell sigue pues apostando por la proteína vegetal frente a la de origen animal, a la que también considera responsable de muchos casos de cáncer.