Nutrición Natural

Nunca, en la historia del planeta Tierra, hemos estado en Occidente, tan alejados de la nutrición natural, desde el punto de vista fisiológico, anatómico, psicológico e incluso religioso.

La alimentación actual con comestibles muertos, o demasiado elaborados, con substancias químicas introducidas, con elementos transgénicos, nutrientes irradiados, … condiciona el estado de enfermedad de hoy día en el mal llamado primer mundo. Estas características mencionadas, junto al exceso de comida ingerida por nuestros sutiles cuerpos, el estrés, el exceso de trabajo y el defecto de descanso, son el origen de la primera cuasa de muerte en nuestro medio.

Nutrición naturalDesgraciadamente, quien tendría que legislar para neutralizar esta situación es complice de los poderes fácticos endemoniados haciendo casi inútil en muchas ocasiones el esfuerzo de seres humanos humanizados que desean desde su alma bondadosa el bien de una civilización doliente, condicionada, anestesiada y muchas veces robotizada.

Pero no hacen falta más libros de los que hay. Desde la antigüedad, los grandes Maestros como Confucio, Lao-Tsé, Jesús, Buda, Zaratustra, Pitágoras, Séneca, Sócrates, Hipócrates, … han enseñado el mismo mensaje de fondo con distinta forma, según la latitud donde la Ley les ha mandado encarnar, esto es: “Que el alimento sea vuestra medicina” o “Sois lo que comeis” o también “Cuidad con el buen alimento natural vuestro cuerpo, pues éste es el templo del Espíritu”.

¡ No hay nada nuevo bajo el Sol !. Alimentémonos bien y amemos.